P. Edronkin

Enrique Oliva, alias Francois Lepot, está equivocado respecto del Rey de la Araucanía (II).




Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Es fácilmente demostrable que el autor ha manejado hábilmente en su trabajo un tipo de falacia lógica denominada "ad hominem" que convierte a un texto en persuasivo sin ser necesariamente verdadero. 

La falacia consiste en atacar la persona contraria sin entrar a analizar las razones, restándole mérito o credibilidad, y si a esto se agrega el hecho de que no se trata de un diálogo sino de un monólogo, el discurso del libro se torna aún más poderosamente falaz en tal sentido. 

Con esto no pretendo entrometerme en cuestiones geneaológicas que no son de mi especialidad, sino que sostengo que al aplicarse una falacia de estas características la posición sustentada sobre tales argumentos pierde de por sí credibilidad.

Si se observan ejemplares de noticias aparecidas en diarios argentinos o chilenos, se puede observar que contemplan el mismo tono, mientras que la información que puede hallarse en Internet, proveniente de fuentes internacionales, no lo emplea.

La razón para que esto ocurra es evidente: tanto argentinos como chilenos se sienten obligados a defender, en este caso, sus propias afirmaciones de soberanía de manera enfática. Es decir, el análisis que hacen debe, necesariamente, ser considerado como altamente subjetivo.

Por otra parte, el empleo de las falacias lógicas es habitual cuando se intenta desviar la atención del meollo principal. Un abogado emplearía una cuando no puede defender algún punto de su cliente y debe, ante el jurado, intentar crear una impresión distinta.

Lepot emplea estos medios de forma atinente en algunos casos, pero en otros mezcla conceptos que muy poco tienen que ver: por ejemplo, cuando se refiere al cruce del istmo de Panamá en tren, por parte de Antonie I, y menciona que dicho ferrocarril fue construido por chinos "esclavos".

Este párrafo actúa sobre el lector incauto como un descrédito incorrectamente planteado sobre la persona del supuesto Rey, pues ciertamente no fue él quien construyó esa vía férrea sino los norteamericanos, pero parece ventilar un resentimiento contra los habitantes de dicha nación, la cual nada tiene que ver en este asunto.

Por otra parte, no existían chinos "no precisamente voluntarios" en los EE.UU, por lo cual la afirmación es incorrecta, y en tercer lugar, todo debe ser visto en su contexto histórico: muchos países todavía contaban con la esclavitud para realizar ciertas tareas, como Brasil, que supuestamente era una "nación hermana".

Con el mismo criterio que Lepot emplea para describir este cruce de Panamá, podríamos decir que los argentinos quedamos más desacreditados aún porque nuestros vecinos contaban con esclavos y nosotros comerciábamos con ellos.

Es más, hasta fuimos sus aliados en la guerra del Paraguay, entre 1870 y 1875.

El tema de las falacias lógicas es muy amplio. Para mayores informes sobre el tema de las falacias no formales desde un punto de vista lógico, es recomendable que el lector se refiera al libro "Introduction to Logic", escrito por E. Copi.

De la lectura del libro se desprende que el autor emplea a la mofa como estilo, y ello contribuye precisamente al descrédito del personaje, y por cierto, de todo el supuesto linaje o línea sucesoria del Rey Antoine.

La existencia de un problema ya de tipo personal con una de las personas citadas en el libro, el pretendiente al trono de la Araucanía y Patagonia, Philippe Boiry, actual Príncipe Heredero según los fueros que sustenta, se hace evidente, y sin entrar en juicios personales sobre cualquiera de las partes, creo que esta mención desmerece un poco la equidad histórica que requiere el tema. 

Es decir, es evidente que aquí, el autor presenta una manifiesta parcialidad en el asunto tratado, y sin restar valor de verdad inicialmente a lo que sea comprobable, es evidente que el texto debe tomarse con cuidado desde un principio.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©