Don Pablo Edronkin

Enrique Oliva, alias Francois Lepot, está equivocado respecto del Rey de la Araucanía (IV).




Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Juegos, apuestas y entretenimientos

El autor menciona como algo inadmisible en su libro que el Rey de la Araucanía y Patagonia, Antoine I se adjudicara los territorios hasta Tierra del Fuego según él, con muy escaso conocimiento de la zona.

Además de fallar al no colocar la cuestión en su contexto histórico, pues en esa época la región todavía era parcialmente desconocida para cualquier hombre blanco, cabe preguntarse si quienes por otro lado se los han adjudicado, es decir, tanto argentinos como chilenos, saben algo de la misma.

Como explorador de la Patagonia, con varias décadas de experiencia, y habiendo recorrido numerosos parajes de la Argentina y de Chile, muchos de los cuales no han sido visitados por el hombre con anterioridad, y habiendo conversado sobre el tema con muchas personas de ambos países, puedo dar mi palabra de honor en el sentido de que un buen número de habitantes de estas naciones poco saben acerca de estos territorios.

Es más, muchos saben tan poco de la región en cuestión, que la primera vez que ven la nieve es cuando, como estudiantes, realizan su tradicional viaje de egresados a la ciudad de Bariloche, al momento de tener alrededor de 18 años de edad.

En los hechos, tanto la Argentina como Chile han hecho exactamente lo mismo que Lepot le achaca al Rey Antoine I, es decir, adjudicarse las tierras sin más, con el único argumento más sólido que es la simple fuerza militar.

Por otra parte, la Argentina y Chile siguen adjudicándose de hecho, sendas porciones en la regional_antartidasp.shtml, y ya los portugueses y españoles habían adoptado esta extraña costumbre antes de iniciar la colonización del suelo Americano con peculiares tratados en los que pretendían repartirse el mundo.

Es más, en el derecho internacional visto desde la perspectiva del "Common Law" británico, se pone énfasis en que dicha repartición a priori no es tomada como válida.

Es decir, Inglaterra se oponía, naturalmente que por cuestiones estratégicas, a lo que afirmaban España y Portugal.

Es evidente que si el derecho de las colonias, y consiguientemente, las leyes locales se basaron en este hecho y por consiguiente en la anexión a priori de las tierras, sus gobernantes toman a este como un método válido y por consiguiente, también admisible en el caso del Rey Antoine I.

Para decirlo brevemente ¿Por qué la Argentina y Chile podrían adjudicarse esos territorios y no otras personas o estados? ¿Qué elemento del derecho internacional les reconocía esa facultad?

También es evidente que ni Ingleses ni argentinos conocían demasiado acerca de las islas Malvinas antes de la guerra de 1982, los norteamericanos poco sabían de Vietnam, y no todos los Franceses conocían Argelia.

El desconocimiento geográfico e histórico es la norma, y no la excepción, entre los pueblos, como el lector puede constatar en el caso de otro debate relativo a un mito de la Patagonia el cual me he encargado de dilucidar desde hace algunos años, y que consiste en la creencia infundada de que hay una conspiración sionista para apoderarse de dicho territorio.

Es normal que los aspirantes a un territorio se lo pretendan adjudicar a priori, a fin de sentar precedentes para sus respectivas causas. Si estuvo mal para el caso del Rey Antoine I, también lo debería haber estado para la Argentina y para chile y por consiguiente, nunca deberían haber avanzado hacia el sur.

Además, el hecho de que este Rey ya se autodenominara 'Príncipe' antes de partir de Francia significa muy poco, pues hay muchos otros casos de pretendientes que han hecho lo mismo en diversos estados y, más aún, la propia Argentina contaba con una bandera antes de su independencia y reconocimiento por parte de otros estados.

Incluso muchos candidatos a presidente en diversos países se adjudican públicamente la victoria antes de la selecciones, como el consabido 'Ménem 2003' que vemos hoy por hoy en la Argentina.

¿No era acaso Eva Perón la 'Líder espiritual de la nación'? ¿Cuando fue electa para ello? ¿Qué clase de cargo era éste?

Es evidente que si de adjudicarse cargos a priori se trata esta discusión, Antoine I no estaría solo, y no lo estaría porque ello es normal en política.

Tanto argentinos como chilenos también hicieron y hacen lo mismo, y en muchas más oportunidades. De hecho, en la Constitución de la República Argentina se habla de 'Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur' cuando en los hechos, ni 'las Islas del Atlántico Sur' ni la 'Antártida' se encuentran bajo jurisdicción argentina en un sentido estricto.

Si mal no recuerdo, cuando se modificó la Constitución Nacional Argentina, a mediados de los años 90, hubo algunas protestas internacionales por estas adjudicaciones que, fuera de la Argentina, no son consideradas por lo visto como legítimas por todo el mundo.

No nos olvidemos de que tenemos 'soberanía bajo paraguas' y también reclamos sobre un territorio, la Antártida, que no han sido reconocido a causa de tratados internacionales.

Los chilenos también se autoadjudican gran parte del territorio argentino de la Patagonia, y basta ver la cantidad de mapas de su país que 'erróneamente' se publican conteniendo partes de lo que es considerado como territorio argentino intencionalmente.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©