P. Edronkin

Yo he encontrado oro (III).




Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

"No debe sorprendernos, pues en muchos de estos casos, la gente afortunada que recibe cuantiosas sumas de dinero no sabe manejarlo, recibe malos consejos, o incluso es defraudada por terceros que intentan aprovecharse de la situación.

Por otra parte, la complejidad del mundo actual y nuestro modo de vida basado en la sospecha sobre los demás hace que situaciones que otrora podían ser más fáciles, hoy en día resulten problemáticas.

Volviendo al oro, un problema que se presenta a quien tiene la fortuna de hallar cosas así es que tendrá que explicar la situación al fisco, o bien guardar su dinero de manera tal que el fisco no se entere, y esto implica, o bien hacerlo de manera legal o bien hacerlo de forma ilegal.

Si se hace de forma ilegal, uno se arriesga a tener problemas en el futuro, y hacerlo de forma legal usualmente implica depositar el dinero fuera del país, en alguna de las célebres jurisdicciones "offshore" como las Bahamas o la Isla de Man, lo cual no es tan sencillo.

Es obvio que el estado, al ver que uno repentinamente posee más dinero, se va a preguntar de dónde lo obtuvo. Lo increíble es que si le decimos a un inspector fiscal que encontramos oro, no nos creerá."




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©