P. Edronkin

Los problemas del planeta requieren de una nueva lógica de liderazgo (XIII).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

"Esto podría parecer a simple vista como algo justo, pues al fin y al cabo, quien contrae una deuda debe pagarla. Sin embargo, si vemos que la gran mayoría de los seres humanos viven en condiciones sumamente cuestionables, y bajo regímenes políticos que incluso siendo democráticos proceden crónicamente de forma arbitraria, cabe preguntarse si realmente esto se trata de una situación de justicia en estrictos términos legales, o se trata de una falacia legal bajo la cual según la letra son responsables, pero moralmente no.

En un matrimonio en el que por ejemplo, el esposo es un* jugador empedernido, normalmente se asume que la esposa será compañera en sus responsabilidades, dado que en última instancia, puede divorciarse.

Esto sirve únicamente para salvaguardar los derechos de los acreedores, sin importa cuan moralmente cuestionable haya sido el contrato de acreencia, y asume que la esposa debería poseer una bola de cristal o algo así para adivinar las intenciones de su cónyuge.

Más allá de que esto en la práctica es de dudosa aplicación sin causar primeramente la bancarrota de la esposa y sin que haya tenido verdaderamente la culpa, y de que lo único que ello garantiza es que se haga justicia al pagarse una deuda creando una nueva injusticia, como la bancarrota de una madre y los hijos, no existe ni siquiera en teoría una solución para la población pacífica de un país cuyo gobierno ha empeñado el futuro de todos."





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©