Don Pablo Edronkin

Refugios almacenados (II).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

"En otros casos, quizás el medio ambiente o el clima no hagan aconsejable dejar un refugio armado. Tormentas de arena, caídas de piedras, aludes, la caída de ramas en zonas boscosas, etc. pueden tornar aconsejable no construir un refugio liviano y en vez de ello, dejar almacenados los materiales como para levantarlo cada vez que se lo necesite.

Si cualquiera de estas situaciones se presenta, lo que resulta más conveniente es dejar al menos los materiales listos como para construir rápidamente un refugio de circunstancia, que si bien no brindará las comodidades de un refugio o cabaña de importancia, servirá al menos para proteger a los participantes de la excursión o expedición.

Los materiales necesarios para construir rápidamente estos refugios se dejarán almacenados en el sitio adecuado y convenientemente señalado, preferentemente por medio de un equipo de navegación satelital o SPG, a fin de que se pueda encontrar dicho sitio y consecuentemente, el equipo almacenado sin problemas.

Es importante que la construcción del refugio sea sencilla y rápida, pues en muchos casos, la construcción podría retrasarse o complicarse por los más diversos motivos. Un campinista, senderista o montañista, tras varias horas de marcha y desgaste físico encontrará difícil y cansino tener que efectuar trabajos de construcción laboriosos. Deben recordarse los principios de Marco Vitruvio en torno a las construcciones: solidez, utilidad y estética. Y no se trata simplemente de jugar al arquitecto, pues resulta evidente que todo refugio debe ser suficientemente sólido y debe tener utilidad, que son aspectos funcionales y obvios en materia de supervivencia, sino que también debe resultar agradable para quienes tengan que vivir allí por un tiempo. Una cosa es construir un refugio de circunstancia y otra muy distinta vivir como un indigente.

La estética no es un mero detalle: en situaciones de supervivencia que pueden prolongarse, un poco de confort tosco o primitivo es terapéuticamente sano, pues cada pequeña satisfacción que los sobrevivientes puedan tener, por mínima que sea, ayudará a incrementar el deseo de sobrevivir.

Por supuesto que en el caso de los refugios construidos con rapidez, en situaciones de urgencia, la estética será ignorada en el corto plazo. Pero uan vez pasada la emergencia inicial, hay que prestarle atención incluso en el más aislado y perdido de los refugios."


Utilizando un poncho como vivac de circunstancia.
El refugio de circunstancia más simple se puede improvisar con un par de
ponchos y algunas ramas. En la foto es posible apreciar a dos personas con
su equipo completo, incluyendo mochilas, durante una lluvia.



El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©