P. Edronkin

Cambiemos nuestra forma de ver al mundo (IX).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

"Esto, al cabo de un tiempo, crea una profunda sensación de desazón entre el público, y principalmente entre aquellos voluntaristas que, quizás ingenuamente, creían que iniciar el proceso de cambio bastaría para ver inmediatamente resultados radicalmente positivos.

Con poner en marcha un proceso de cambio no basta ni para que los cambios resulten, en definitiva, mejores que lo que había antes, ni para obtener resultados en el plazo esperado.

Para que esto ocurra deben reunirse varios elementos:

1)- Los plazos y las aspiraciones deben ser razonables y legítimos. Si se pretende alcanzar la Luna con las manos, ello nunca será posible.

2)- Los nuevos líderes deben ser moral y técnicamente mejores que los anteriores, pues muchas veces, estos procesos de cambio sirven de oportunidad para aquellos que estaban esperando, pero no necesariamente para los más aptos. Marat, Robespierre y los suyos son un ejemplo de lo que ocurre en estos casos.

3)- La población o los integrantes del grupo no deben ser apáticos: un líder no podrá hacer nada si la población está en contra suyo, pero podrá hacer poco si a la gente no le llama la atención.

Muchas revoluciones han fallado a causa de la apatía de la población, que será tanto mayor cuanto más significativa y prolongada sea la opresión o la pobreza en una sociedad determinada, y cuanto peor sea el liderazgo pues la gente estará más acostumbrada a aceptar las arbitrariedades como algo inevitable."





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©