P. Edronkin

Consejos de paintball: los fundamentos de la mimetización y protección (V).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Juegos, apuestas y entretenimientos

"No protegerse y mimetizarse:

En este caso se estaría en una situación comprometida, pero de la cual se puede aprovechar algo, pues la mimetización está relacionada con la sorpresa. Si a uno no lo ven, entonces tampoco puede ser atacado.

La mimetización sin protección se utiliza durante los combates nocturnos a campo abierto. Es obvio que en un sitio totalmente descubierto y con luz diurna resulta prácticamente un suicido atacar directamente al adversario.

Por otra parte, la mimetización efectiva de objetos en movimiento en tales circunstancias resulta muy problemática, sobre todo a corta distancia de las posiciones enemigas.

Posición de tiro rodilla a tierra con un lanzacohetes.
Posición de tiro rodilla a tierra, en este caso
empleando un Nanotyrannus 8.4 a modo de
lanzacohetes. Obsérvese que el tirador
se encuentra oculto detrás de un árbol.


Por consiguiente, en estos casos, en los que la protección no sea posible a través de objetos sólidos, y tampoco por medio del movimiento (de día, incluso un vehículo rápido puede ser batido con relativa facilidad), será necesario esperar a que el medio ambiente nos proporcione condiciones favorables, y esta son la noche, la bruma y el mal tiempo.

La noche es una elección casi obvia, pero para que resulte totalmente efectiva, es importante mimetizarse con colores oscuros y poco contraste entre ellos y también con el terreno.

Es muy importante aprovechar la falta de luz y evitar incluso la luz lunar, puesto que ella puede ser suficiente para que seamos detectados.

También debe tenerse en cuenta la hora, puesto que al salir y al caer la luna durante la noche, las sombras proyectadas serán más largas y consecuentemente, más fáciles de detectar."

Empleando un hueco entre los árbiles para disparar.
Un tirador se encuentra apostado entre dos árboles, listo para emplear un
lanzacohetes en una emboscada. El terraplen le permitirá huir una vez
efectuado el disparo, mientras sus compañeros le proporcionan cobertura.



El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©