P. Edronkin

La credibilidad o el caos (Parte iV).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

"Por todo esto, es posible afirmar que una política de gobierno de cualquier organización que no contemple seriamente el concepto de la credibilidad y por ende, que sea cuestionable moral o éticamente, no posee sustento alguno y está destinada a fracasar, tarde o temprano, pues no nos olvidemos de que la falta de credibilidad implica necesariamente la deshonestidad, que es vivir de mentiras.

Consecuentemente, en tales grupos humanos, sociedades y hasta naciones, se tiende a no prestar atención a lo que se discierne como valores morales, culturales, religiosos o éticos que se puedan interponer en el camino de los líderes, principalmente, y de la población en general. Es decir, se cree que la honestidad de la palabra es poco más que una frase cómica.

De más está decir que entre las sociedades desarrolladas y las organizaciones exitosas, la falta de valores al menos en relación a su aspecto interno, no es algo frecuente y de hecho, la corrupción, la despreocupación por el medio ambiente, las violaciones a los derechos humanos, etc. tienden a ser más frecuentes entre las sociedades subdesarrolladas: basta ver el caso de las milicias musulmanas y la clase de tácticas que adpotan para comprender esto.

Si observamos incluso los casos semejantes que ocurrieron en los países desarrollados, vemos que en general fueron ciertos grupos destacados por su marginalidad quienes iniciaron o desarrollaron los problemas: el racismo en los EE.UU es más frecuente en los estados del sur que los del norte, y es fácil ver que los estados sureños son, por regla general, menos ricos y más atrasados."





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©