P. Edronkin

La credibilidad o el caos (Parte XV).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

"En términos sociales y económicos, las consecuencias de presentar un riesgo país elevado son serias, y similares a las que una persona sufre cuando se le tilda de individuo mentiroso o poco fiable: si un país o una sociedad necesariamente debe pagar mayores intereses al endeudarse, más dinero deberá destinarse al pago de su deuda externa y consecuentemente, el estándar de vida de su población crecerá menos.

En caso de que el producto bruto interno de un país determinado no crezca suficientemente rápido, la riqueza de su población se verá seriamente afectada y puede ocurrir que el país se empobrezca mientras debe servir el pago de su deuda pues los acreedores externos generalmente son poderosos.

Esto debe hacernos reflexionar un poco sobre la clase de líderes que una sociedad posee o desea. En el caso de los países latinoamericanos, nuestros líderes son por lo general mediocres, y no toman en cuenta, no entienden o pretenden ignorar las consecuencias de muchas de sus políticas, en términos del riesgo país.

La típica actitud latina frente a las advertencias de terceros, un poco irreverente, hace que muchas veces nuestros líderes subestimen la capacidad de respuesta de quienes deben sufrir las consecuencias de sus malas políticas, de sus vivezas y hasta de sus pequeñas mentiras que pueden parecer graciosas en un contexto demagógico, pero que son tomadas en cuenta por quienes no comparten nuestras gracias de forma muy distinta."





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©