P. Edronkin

Consejos para mejorar la estrategia de recursos humanos de una organización (X).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

"Pero la credibilidad no alcanza por sí sola y tiende a desgastarse. Si un sistema no se perfecciona y arroja resultados favorables, no puede pretender subsistir por siempre. Es decir, la vida de las democracias sudamericanas es, por ahora, dependiente de la paciencia de los latinoamericanos con sus líderes, por lo general tiránicos (veladamente, como en el caso de Fujimori o Ménem), torpes, o incompetentes.

Lo mismo sucede en cualquier otro tipo de organización, y si la misma se encuentra sumergida en un marasmo semejante por un tiempo prolongado, su fuerza para imponer normas o reglas de juego a los nuevos integrantes de la misma se va debilitando hasta prácticamente constituir una broma.

El hecho de que las reglas no se respeten, por lo general, en sudamérica, depende en gran medida de la mala calidad de sus gobernantes, y de los sistemas que funcionan como deberían solamente en apariencia. Esto genera un gran descrédito y poco a poco, la desobediencia.

Esta desobediencia no se manifiesta de forma tan violenta como en el pasado, con revolucionas al estilo de los tiroteos de Pancho Villa por la sencilla razón de que todos los que las hemos vivido nos hemos cansado de ellas, pero la tendencia a desobedecer las normas, incluso las que sean razonables o necesarias, es algo que no va a desaparecer de Latinoamérica hasta que sus líderes sean verdaderamente competentes, y no simplemente caudillos. Y dicho sea de paso, Pancho Villa finalmente se convirtió en víctima de su propia metodología."





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©