P. Edronkin

La asignación de roles informales en las organizaciones (III).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Mantenidos bajo control tanto en su calidad como en su frecuencia, estos fenómenos pueden jugar un papel interesante dentro de la organización, pues constituirán rituales y tradiciones que contribuyen a formar un el espíritu de cuerpo o hermandad dentro de la organización, pero de ninguna manera se los puede dejar sin supervisión.

Si ocurre algún exceso, se caerá en la injusticia lisa y llana, y en vez de realzar la imagen o las tradiciones del grupo, la asignación de roles informales se convierte en un problema.

A escala nacional estos procesos también ocurren: cuando le estamos echando la culpa a los inmigrantes, a la gente de color o a vaya uno a saber quién de nuestros problemas sociales, económicos y también políticos, estamos cayendo en el error de asignar roles informales de forma perversa.

En pequeñas dosis, hasta el nacionalismo puede servir para realzar la identidad de los pueblos; sin embargo, cuando se deja que estos sentimientos florezcan sin control, o peor aún, cuando se los exacerba, pueden ocurrir desastres.

Dentro de las organizaciones pequeñas es muy difícil que se produzcan problemas de magnitud equivalente, pero si es posible que la alienación de algunos integrantes tenga lugar, y ello podrá traducirse, tarde o temprano, en el alejamiento de los afectados, y quizás en complicaciones legales o de imagen.

Por organizaciones pequeñas, en este caso, debemos entender a las instituciones formales de reducidas dimensiones, como algunos clubes o asociaciones, y también a instituciones naturales como los simples grupos de amigos en una escuela, los colegas de trabajo y hasta a la familia propia.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©