P. Edronkin

La asignación de roles informales en las organizaciones (VI).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Es decir, en una pequeña empresa o club resulta mucho más difícil que los directivos piensen de manera totalmente objetiva que en las grandes instituciones que, al ser generalmente más anónimas por su tamaño y poseer reglas e instituciones internas más estables, llevan por su propio peso a los líderes a actuar de forma más objetiva.

Es por eso que en las pequeñas y medianas empresas a veces se dice que el peor enemigo de las mismas es su propio dueño, puesto que esta persona, confiada en sus conocimientos pero subjetiva como cualquier ser humano, será por lo general mucho más inflexible en algunas cosas que un directivo de una sociedad anónima.

En los clubes y otras organizaciones sin fines de lucro, la aparición de líderes informales fuertes puede generar sectarianismos o actitudes negativas de parte de sus integrantes, logrando desvirtuar sus objetivos.

Algunos deportistas, actores y actrices que sean tratados por el público como 'Prima Donnas' pueden lograr dañar el éxito deportivo de un equipo, o bien la calidad de una película, obra de teatro, etc.

Por eso también resulta mucho más difícil combatir el sectarianismo en las organizaciones pequeñas, puesto que las personas que lo aplican poseen una importancia relativa respecto de las propias reglas e instituciones de la organización que puede hasta impedir cualquier cambio.

Es más fácil para el líder de una organización pequeña convertirse en un personaje arbitrario que puede violar sus propias normas cuando le conviene, que lo mismo ocurra en una organización más grande.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©