P. Edronkin

Los premios y castigos (I).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Los sistemas de premios y castigos de las organizaciones deben ser analizados constantemente.

Todos los premios y castigos que se pueden crear dentro de una organización tienen una estrecha relación con el conjunto de los valores culturales y sociales de la misma, y con la empatía existente entre sus integrantes.

Si esos valores grupales cambian, entonces se hace imprescindible que las normas que establecen dichos premios y castigos cambien también.

Sin embargo, ello difícilmente ocurre en tiempo y forma, y en algunos casos, el propio hecho de que el cambio se produzca resulta dudoso.

Hay varias razones para que esto se produzca, y las mismas deben ser conocidas por quienes desean ser buenos líderes, a fin de evitarlas.

Estos retrasos se pueden producir por falta de celeridad en los procesos administrativos conducentes al establecimiento de nuevas normas, o bien por la existencia de intereses creados que pueden oponerse a tales cambios.

Estos intereses creados no necesariamente buscarán impedir la actualización de estas normas porque simplemente desean no ser sometidos a castigos por su mal desempeño, aunque desde luego ello puede ocurrir, sino que en algunos casos, la oposición a los cambios provendrá de personas que consideran sinceramente que las nuevas medidas no son correctas, o bien porque un cambio en el status quo puede afectar otro tipo de intereses que nada tienen que ver con la corrupción en sí.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©