P. Edronkin

Consejos de paintball: Análisis de la batalla del 25 de Mayo del 2001 en Stefani (XV).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

De hecho y como sabemos, el GAU-3 concluyó que por las condiciones tácticas del lugar y situación, a ellos les convenía entrar en contacto con sus adversarios a corta distancia.

Es evidente que la lluvia reduce la visibilidad, y en consecuencia, el GAU-3 no explotó las condiciones climáticas que le podían favorecer.

Por otra parte, el ruido del agua al caer y la existencia de una mayor humedad en el ambiente minimiza el ruido causado por el movimiento de personas o animales en la zona, por lo que la lluvia también les hubiera ayudado a avanzar hacia las posiciones del adversario, retrasando su detección.

Irónicamente, aunque esto no lo podían saber con exactitud aunque sí intuir, los equipos con los que ellos consideraban que el GEX-1 les podía responder podían ser afectados por la lluvia, de modo que corrían menos riesgos montando un ataque durante la lluvia que después.

Por otra parte, la falta de atención a los horarios refleja otra cosa: alguien se durmió durante una guardia, lo cual implica otro riesgo que el grupo no debía correr.

Además, durante la pausa en cuestión, un arma del GAU-3 se disparó accidentalmente, lo cual podría haber resultado peligroso. Una vez más hubo fallas en cuanto a la seguridad.

Respecto de la batalla diurna que se produjo poco después de las 07:30, es necesario advertir que el GEX-1 cometió un error táctico al trabar batalla con sus adversarios en un lugar y en una situación en la que no podían aprovechar al máximo la potencia de fuego superior con la que contaban.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©