Don Pablo Edronkin

Consejos de paintball: Análisis de la batalla del 25 de Mayo del 2001 en Stefani (XVII).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Los pilotos insistían en que el avión sería mucho más útil por sus características como interceptor de bombarderos.

De hecho, la potencia de fuego de un Me 262, muy superior a la de cualquier otro avión de la época, fue mejor empleada en el rol de interceptación, donde por la velocidad a la que se producían los combates, el aumento de la cadencia y energía de los disparos hacía que los impactos fueran más probables, mientras que incluso décadas después se prefiere a los aviones de hélice, más lentos y maniobrables, para las funciones de apoyo cercano a tierra.

Cuando esta tendencia se revirtió, a fines de 1944, para dedicar las plantas de producción exclusivamente para producir el Me 262 interceptor, que incluso llegó a tener radar y sistemas hiloguiados de misiles aire - aire, ya era demasiado tarde para revertir el curso de la segunda guerra mundial.

El Me 262 se produjo en un número cercano a los 1000 ejemplares, pero llegó demasiado tarde en su versión final para detener realmente el avance de los aliados, quienes afirman que si el caza hubiera estado listo un tiempo antes, y si los alemanes no hubieran intentado producir una versión de ataque a tierra de este avión, es bastante probable que Alemania no hubiera sido derrotada finalmente.

Esto debe servir de enseñanza respecto del buen criterio que hay que aplicar cuando se intenta utilizar la tecnología para combatir a un enemigo que se percibe como superior. Es decir, no basta con poseer solamente tecnología avanzada para prevalecer, sino que su utilización correcta es también imprescindible.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©