P. Edronkin

Consejos de paintball: algunos efectos especiales para sus batallas (XI).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Todas las armas que conforman el sistema Nanotyrannus cuentan con baterías propias, además de salidas de corriente eléctrica compatibles con las granadas GUP.

De esta forma, quien desea utilizar una granada GUP y cuenta con un arma Nanotyrannus, solamente debe apoyar el conector de la granada sobre su contrapartida del arma. Al encenderse el fulgurito interno, el usuario es advertido del hecho porque se enciende una luz dentro de la granada, producto de la ignición del detonador, y de ahí en más tiene cinco segundos para arrojarla.

En otras palabras, el uso de baterías integradas resulta poco aconsejable, máxime cuando existen otras opciones que son bastante mejores, económicas y simples.

Todos estos métodos sirven para desarrollar granadas inofensivas que pueden emplearse en cualquier juego de paintball con resultados ciertamente interesantes desde el punto de vista del efecto de simulación de un combate.

Sin embargo, en zonas abiertas las distancias de enfrentamiento, incluso en los juegos de paintball, pueden incrementarse más allá del alcance práctico al cual pueden arrojarse las granadas de mano, que es de unos 25 metros, en promedio.

En razón de que las granadas de mano poseen esta limitación es que hemos desarrollado granadas cohete o autopropulsadas, a fin de incrementar la distancia a la cual podemos efectuar los disparos, llegando a los doscientos metros.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©