P. Edronkin

Consejos de paintball: algunos efectos especiales para sus batallas (XVI).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Juegos, apuestas y entretenimientos

Esto significa distribuirlas sobre el terreno de manera adecuada, para que al intentar atravesar el campo minado el adversario se encuentre con las mismas y no pueda evitarlas o esquivarlas, y además, esconderlas o mimetizarlas de tal forma que no las pueda ver o detectar de antemano.

Los propios campos minados pueden emplearse para plantear un terreno de emboscada, puesto que ralentizarán lo suficiente a una unidad adversaria y le complicarán los movimientos de tal manera, que mientras se encuentren dentro del campo minado constituirán un blanco fácil.

Si se coloca a varios francotiradores rodeando el campo minado en cuestión, al aparecer el adversario se lo conducirá hacia una derrota prácticamente segura.

Hay diversos tipos de mina que pueden emplearse en estas ocasiones, siendo las más aptas pues incrementan las posibilidades de eliminar blancos, aquellas que poseen detonadores de hilo o infrarrojos.

Los detonadores por hilo consisten en mecanismos a los cuales se atan hilos que una vez cortados o movidos fuera de sitio activan el detonador. Estos son muy sencillos de construir.

Los sistemas compuestos por sensores infrarrojos detectan el calor del cuerpo de los adversarios, produciendo la ignición de la carga de la mina. Su construcción requiere de algunos conocimientos de electrónica y una inversión algo mayor que en el otro caso. Sin embargo, si se los protege adecuadamente de las explosiones, podrán ser reutilizados con posterioridad.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©