P. Edronkin

Consejos de paintball: algunos efectos especiales para sus batallas (XVII).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Estos tipos de detonadores son preferibles a cualquier otro puesto que son los más prácticos, económicos y fáciles de instalar, además de que poseen una probabilidad alta de ser activados por un adversario incauto.

La colocación lleva poco tiempo, si se tiene experiencia. Las minas infrarrojas son las más simples de instalar, y tan sólo hay que asegurarse de que el sensor de calor esté correctamente apuntado en la dirección en la que con mayor probabilidad llegará el adversario.

Cuando se colocan minas, es conveniente posicionarlas de tal forma que si un adversario detecta a una de ellas y la intenta desactivar, destruir o rodear, en su desplazamiento caiga en otra trampa.

Por ejemplo, si se cuenta con minas infrarrojas cuyos sensores tengan unos 15 metros de alcance barriendo un ángulo de 60 grados, se puede posicionar dos minas de forma opuesta, de manera que si un adversario intenta esquivar el cono de detección de una de estas porque lo la ha detectado, inmediatamente entre dentro del cono de detección de la otra mina, y de esta forma resulte alcanzado por una o por otra.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©