P. Edronkin

Consejos de paintball: comentarios del árbitro sobre la batalla del 2 de Junio del año 2001 (XX).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

La violencia debe medirse: un combatiente siempre tiene que pensar en lo que sucederá después que el combate culmine. En los conflictos armados que hay por el mundo, cuando alguno de los participantes deja de tener en cuenta que incluso en una guerra hay reglas, se cometen crímenes que luego persiguen a sus causantes, incluso mucho después de que se hubieran silenciado las armas.

Por otra parte, los policías saben que no pueden ni actuar como si todos los transeúntes fueran sospechosos, ni como si un sospechoso ya fuera el culpable de un delito. La aplicación excesiva de la violencia puede transformar una victoria en derrota, y hacer que un juez, en vez de ocuparse de los supuestos delincuentes, procese a los policías acusados de cometer abusos.

Por último, a nivel gubernamental la aplicación o el uso excesivo de la fuerza conduce a problemas políticos de todo tipo.

Es decir, existe una necesidad bien clara en el sentido de que todos los combatientes, en cualquier circunstancia, midan cómo aplicar la fuerza en cada caso, pues como la fuerza implica destrucción, una vez que se ha llevado a cabo el acto este se hace irreversible.

El tercer ejercicio, el cual terminó en un virtual empate para ambos equipos, consistió en efectuar cacerías humanas individuales.

En este caso, como en las contiendas desarrolladas durante todo el día, lo que se buscó evaluar fue la eficiencia en el combate, partiendo desde un punto de vista en el que la rapidez de reacción se equiparó con dicho concepto.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©