Don Pablo Edronkin

La producción de conocimientos en el contexto de las competencias internas (III).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

En muchos aspectos, y sobre todo en la industria aeroespacial o aeronáutica, los desarrollos rusos superan a los de cualquier otro competidor. La estación espacial Alfa es un ejemplo de cómo se puede aplicar esa tecnología, y no es ninguna casualidad que hasta los norteamericanos prefirieron contar con ella a no hacerlo.

Pero más aún: el conocimiento permite que las organizaciones se perpetúen, incluso aunque finalmente estas desaparezcan en su forma original.

El Imperio Romano no es para nosotros nada más que un recuerdo, y tampoco es un elemento anecdótico de nuestra cultura.

Sin desmerecer a los griegos, la diferencia esencial entre el significado de la cultura helenística y la romana para nosotros, los habitantes del mundo occidental del año 2001 es esencialmente práctica, pues si bien nuestra cultura se basa en ambas, el aporte griego es para nosotros más teórico que práctico, mientras que los romanos desarrollaron diversas áreas que tienen aplicación práctica hoy en día.

Entre estos elementos prácticos de origen romano podemos contar el alfabeto tal y como lo conocemos, el sistema legal romano, la urbanización, la estructura militar tradicional, el debate público a través de un senado, los viaductos, los cuerpos de bomberos, y hasta la propia estructura organizativa de la iglesia católica, basada fundamentalmente en la estructura gubernamental romana.

De hecho, algunos cargos eclesiásticos como el de obispo ni siquiera recibieron otro nombre, pues los obispos, en la estructura estatal romana eran los gobernadores de las ciudades.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©