P. Edronkin

Obtenga una tasa de respuesta del 20% (I).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Durante los primeros años de la Internet era común ver a los navegantes haciendo clic en cada banner que aparecía en frente de sus ojos.

Un par de años más tarde, los hechos le demostraron a los comerciantes y empresarios de la red que eso ya no sucedía y por consiguiente, el uso de banners perdió un poco de popularidad.

Sin embargo, teniendo en cuenta mi experiencia práctica como Webmaster de un portal de Internet (Andinia.com), puedo asegurar que en realidad sucede lo contrario, y que la publicidad por medio de banners no solamente sobrevive, sino que brinda excelentes resultados y beneficios a quienes saben emplear la técnica adecuada.

Ciertamente, el comportamiento del público no es el mismo que en 1995; sin embargo, es un error tomar las relaciones de costo-beneficio de aquel entonces como una base adecuada para medir el rendimiento de los banners.

En aquel entonces, la Internet era una novedad, y los internautas pulsaban el botón de su ratón o 'mouse' sobre cada banner simplemente porque:

1)- Era algo entretenido. Los banners simplemente eran cosas novedosas.

2)- Los buscadores y directorios todavía no estaban bien desarrollados por lo que los banners eran prácticamente el único medio para navegar de un sitio a otro.

3)- El comercio electrónico era virtualmente inexistente, y por consiguiente, las conductas del público que vinculan a la eficiencia de los banners y al comercio electrónico en aquel entonces son inaplicables.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©