P. Edronkin

Los malos líderes crónicos y agudos (I).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Hay muchas maneras para manejar incompetentemente una organización, pero tomando en cuenta el lapso de tiempo en el que se produce un daño, se puede ser un mal líder de dos maneras: una es de forma crónica y la otra de forma aguda.

Es decir, se puede clasificar a los malos dirigentes de acuerdo a la forma en la que las malas consecuencias de sus malos actos de gobierno se propagan hacia el resto de las organización. Los daños que la incompetencia de un dirigente puede producir se manifiestan o bien de forma súbita o bien de forma sutil y a lo largo del tiempo.

Ambos casos son, por supuesto, muy perjudiciales para un grupo humano y deben ser evitados. Para ello, es importante reconocer la forma en que estos inconvenientes se manifiestan y cómo pueden evitarse.

De los errores se aprende y las sociedades, los clubes, asociaciones y grupos de personas en general, incluyendo a las familias, pueden mejorar su conducta para evitar generarse a sí mismos los mismos problemas y transformar sus actitudes corrientes en virtudes, en vez de vicios.

Habiendo dirigido a un grupo de investigadores y exploradores, y dos compañías comerciales por algo así como quince años, creo haber aprendido unas cuantas lecciones al respecto y también creo que uno de los mejores ejemplos con los que es posible aprender es la propia historia y situación de Latinoamérica. Una buena gestión se inicia asumiendo que no se debe dejar nada al azar o en manos del caos en esta materia.

Como Argentino que soy creo que estoy mejor preparado para describir mis puntos de vista sobre mi propio país, pero dado que Latinoamérica es, en cierto sentido, una unidad cultural, creo que estas observaciones, más allá de sus ribetes particulares, pueden ser extendidas o extrapoladas a todos los países que conforman esta hermandad, hasta ahora de mediocridad e imitación ciega de lo extranjero por un complejo de inferioridad propio, pero que algún día llegará a ser una región en la que valga la pena vivir, pues los males no son eternos y todas las cosas se aprenden, tarde o temprano.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©