P. Edronkin

El banquete de los dos mil años (XVIII).



Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Hay valores que no cambian, y la posición económica, el poder, el logro de un capital, etc. son objetivos de la mayoría, y el problema no es que existan, sino que se transformen y sean asumidos como propios por parte de quienes no deberían hacerlo, pues poco a poco se transforman en valores sociales equivocados.

Eso ha sucedió con las universidades y el conocimiento. Lo que casi todos los nuevos alumnos tienen en mente al ingresar en una universidad es su salida laboral futura. Pocos realmente estudian por amor al arte; pocos poseen una biblioteca en sus casas y pocos visitan las bibliotecas públicas sin no tienen dinero para comprar sus libros, más allá de que ello les brinde un rédito, sino que lo hacen tanto por costumbre, como así también para obtener un papel que les permita obtener un empleo.

Se iguala el conocimiento hacia abajo, se desvirtúa la ciencia, y se glorifica la posición económica - y no tengo nada en contra del dinero -, pero no el conocimiento, tanto que se obtiene como el que se produce. Lo que la gente va a buscar a la universidad es un empleo, y no el saber, pero pretende que sabe.

Si los conocimientos se pudieran comprar listos para hornear ¿cuántos creen que irían a la universidad? Si las profesiones se compraran y vendieran en los centros comerciales, la forma tradicional y probada de aprender en las universidades se convertiría en algo tan poco común como lo es hoy en día el pan horneado en casa.

Y lo peor es que los propios educadores, dentro de las universidades, construyen su mecánica pedagógica para satisfacer esas demandas, pero no hacen observar con suficiente fuerza el hecho de que estar en una universidad debe ser un motivo para otra cosa.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©