Don Pablo Edronkin

El Plan Andinia es una quimera (IV).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

A lo que me refiero al mencionar este supuesto Plan Andinia en un artículo y las razones por las cuales no pasa de ser una utopía o teoría conspirativa, es al hecho de que no existe ninguna prueba tangible de su existencia, y todo lo que se ha pretendido presentar en carácter de tal cosa hasta el presente no es más que un conjunto de argumentos basados en asociaciones mentales o creencias, pero nunca con un fundamento hipotético deductivo estricto, y ni siquiera a través de lo que en epistemología o lógica se conoce como una inducción fuerte, que acercaría el valor de verdad de tal inferencia al de una verdadera deducción.

Se habla de rumores, de planes en espera de ejecución y cosas por el estilo, pero sin ninguna pruea, estas manifestaciones no son más que excusas atrayentes para convencer a personas crédulas y con criterio propio más bien escaso por su falta de experiencia en la vida - caso de los adolescentes atraídos hacia el fascismo -, las frustraciones personales, o el simple hecho de no contar con demasiados recursos intelectuales.

Un simple hecho lo demuestra: son muy pocos los intelectuales que abrazan ideas extremistas, y por definición, son los intelectuales los que más tienden a pensar en cualquier sociedad.

Por lo tanto, si los que menos adhieren a las creencias ideológicas per sé tienden a ser los intelectuales, los que más tienden a aplaudirlas son, inevitablemente, un subconjunto de lo menos inteligente y capaz que tiene una sociedad.

Del régimen nazi de Hitler, por ejemplo, hay muy poco que puede extraerse como perdurable. Se trató de un lamentable ejercicio político del cual la propia nación alemana se avergüenza, y con el paso de los años se va a ir convirtiendo cada vez más en algo casi anecdótico, semejante a las cazas de brujas, a las cruzadas, a la inquisición y a la colonización del continente americano. Es decir, algo que se preferiría olvidar porque duele, pero que hay que recordar para que no vuelva a suceder.

Para demostrar algo hace falta actuar de manera racional. Si no se demuestra, se cree, pero ello no prueba nada, sino todo lo contrario. Los argumentos que sostienen la existencia del supuesto Plan Andinia carecen de sustento racional de acuerdo a la naturaleza de las propias pruebas presentadas para - supuestamente - demostrar su existencia, y caen más bien dentro de los intentos extremistas por revivir ideas afines con la doctrina hitlerista.

Los gobiernos, los estados y las sociedades que han demostrado progresar en el mundo - más allá de que estemos de acuerdo con ellos o no - han basado su cultura siempre en el amor por el conocimiento y la racionalidad, y eso es lo que siempre le ha faltado a la extrma derecha, razón por la que únicamente atrae a sustratos cuasi-criminales de cualquier sociedad.

Veamos algunos pueblos destacados:

1)- Los antiguos griegos.

2)- Los Romanos.

3)- Los Aztecas.

4)- Los Chinos.

Un paraje patagónico.
Hasta ahora no se han dado precisiones acerca del paradero de
los supuestos conspiradores del Plan Andinia. Todo resulta muy vago
como para ser creíble. Es necesario que se provean datos concretos.



El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©