Don Pablo Edronkin

El pueblo judío, su presencia en la patagonia y el plan andinia (VII).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

3)- Tengo la impresión que el discurso acerca de los millonarios judíos tiene una gran dosis de antisemitismo y envidia, y que todos estos conceptos no son más que un intento de justificar una cierta ideología o postura frente a la religión hebrea y su gente.

El antisemitismo existe con fuerza desde la época en la que los romanos decidieron realizar la diáspora en razón de que el pueblo judío causaba enormes problemas de seguridad dentro del imperio, como nos lo cuenta Bertrand Russell.

No nos olvidemos de que el cristianismo, en esa misma época, estaba empezando a surgir en Roma, y que la cabo de un tiempo se transformó en la religión oficial del imperio.

De esto resulta obvio que se produjo una conjunción de la política del estado romano y aquella del cristianismo, y ambos encontraron en el pueblo judío un perfecto chivo emisario.

Durante el medioevo, las matanzas de judíos se llevaron a cabo a lo largo y ancho de Europa. Si el lector se molesta en corroborar los datos históricos, verá que cada uno de estos genocidios ocurría al mismo tiempo que algún estado nacional o feudo se declaraba en bancarrota, y que dichas matanzas se iniciaban en los territorios en quiebra.

La razón es muy simple: los judíos eran siempre los prestamistas de nobles, comerciantes y reyes porque el cristianismo no admitía el cobro de intereses entre cristianos. Por esta razón, se recurría a prestamistas árabes o judíos, pero el hecho es que tales trámites se hacían alegremente y las matanzas de judíos no eran más que el blanqueo de las cuentas monárquicas usando un poco de pan y circo para el pueblo, al mejor estilo de los 'defaults' financieros actuales.

Un paraje patagónico.
Hasta ahora no se han dado precisiones acerca del paradero de
los supuestos conspiradores del Plan Andinia. Todo resulta muy vago
como para ser creíble. Es necesario que se provean datos concretos.



El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©