P. Edronkin

La lucha contra las teorías conspirativas (I).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

'...Aquellos de nuestros Príncipes que han perdido recientemente sus posesiones no deberían acusar a la fortuna por haber sido derrotados, sino a sí mismos...'


- El Príncipe, Maquiavelo
.


Un buen líder debe estimular el desarrollo personal de sus subordinados, súbditos, empleados, etc. y en ello juega un papel muy importante el hecho de crear un marco de condiciones adecuadas para que se mejore la educación y el nivel de instrucción de estas personas.

Ello no quiere decir que el líder debe enseñarles o dictarles qué es lo que deben pensar sus subordinados, sino que, muy por el contrario, si algo es lo único que debe inculcarles directamente es que deben desarrollar su propio criterio. Es decir, debe enseñarles a aprender.

Hay diversas acciones que se deben tomar para lograr esto, pero una de ellas es modificar mitos anquilosados e ideas o costumbres que frenen el desarrollo de las personas.

Esto debe hacerse con cuidado, por supuesto, pues puede ser tomado de diversas maneras y nadie tiene derecho a destruir la cultura, pero en el mundo existimos para evolucionar, y no para aferrarnos a ideas o acciones que carezcan de cualquier fundamento.

Muchas veces, ideas que en un determinado momento pueden ser válidas, luego se transforman en extremistas o anquilosadas, con el consecuente atraso de quienes padecen su aplicación.

Tal ha sido, por ejemplo, el caso de la aplicación del comunismo al gobierno de varias naciones. Las ideas comunistas surgieron como consecuencia de los abusos del mundo capitalista del siglo XIX.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©