P. Edronkin

La culpa es del otro (I).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

'...Es una regla infalible que aquel Príncipe que no es sabio, nunca podrá ser bien aconsejado...'


- El Príncipe, Maquiavelo
.


Una de las peores cosas que puede hacer alguien que aspira a una posición de liderazgo es tratar de justificar sus problemas asignando las culpas a otros.

Para analizar este tema voy a utilizar en este caso el ejemplo de mi propio país, recordando su evolución, o quizás su involución: la Argentina, pero los latinoamericanos en general conocerán este tipo de historias pues nuestra porción del continente está plagada de fracasos políticos, sociales y económicos que bien pueden ver desde la óptica del liderazgo.

Nuestros amigos de España quizás no habrán visto en su vida este tipo de problemas, pero la historia no tan antigua de su país también cuenta con hechos que podríamos denominar como kafkianos.

En nuestro país existen muchos problemas económicos, sociales y de otros tipos. Constantemente estamos diciendo que tal fulano es corrupto, o que un grupo especula, que otros se llevan el dinero, que los sionistas nos invaden, o que los norteamericanos nos dominan económicamente.

Cada grupo y cada ideología posee al menos un par de explicaciones sobre las causas de nuestros males; casi siempre son patrañas porque se trata de cosas no pensadas.

Frente a un problema es posible hacer una u otra cosa: rechazarlo o degustarlo. Si lo rechazamos, entonces lo resolvemos; si no lo resolvemos, entonces es porque nos agrada, porque nadie hace nada que no le agrade. A esto último se lo puede denominar como masoquismo o ignorancia.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©