P. Edronkin

No soy un Goim (sic), pese a que lo quiera creer (IV).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Creo que no conocen este principio, y quizás ello resulte menos doloroso para ustedes pues, muchos de los que hablan acerca de la 'superioridad' de unos sobre otros son en realidad morochos de ojos oscuros, lo que no representa nada particularmente edificante en la escala de valores que pretenden sostener. No sean hipócritas, pues siempre habrá alguno que quiera calentar el horno también para ustedes; basta con que solamente vean las pruebas.

Por ejemplo, los latinoamericanos que creen luchar contra los sionistas que se confabulan en el contexto del Plan Andinia, y que se creen en posición de juzgar con el pulgar para abajo al pueblo judío, no resultan ser más que unos meros 'sudacas' al llegar a Europa.

Los españoles que juzgan a estos 'sudacas' son, para los Argentinos, unos 'gallegos' que hablan ridículamente enfatizando la 'z' en cada palabra y parecen tener una sola ceja.

Los argentinos son vistos como una sarta de desequlibrados mentales que dilapidan su propio país por los alemanes, y los alemanes son vistos como muchachos que no usan desodorante, ni siquiera tras beber cerveza, y así podríamos seguir, así que para cambiar un poco, dejemos de guiarnos por prejuicios.

Entre esos métodos de prueba desarrollados por el régimen nazi se encontraba el estudio geneaológico de cada persona; este método es reconocido no solamente por ellos sino por muchos tribunales del mundo para probar la identidad y ascendencia de las personas.

Para ingresar en las SS, por ejemplo, hacía falta probar que uno era 'alemán puro' en base a una ascendencia incuestionablemente germana por dos siglos. Claro: como no había muchos alemanes en tales condiciones tuvieron que rebajar bastante los requisitos académicos y de cultura general. Es decir, estos muchachos tendían a ser bastante rubicundos pero algo brutos.

Por eso es que los requisitos para participar en este debate sobre la (in)existencia del Plan Andinia deben ser necesariamente más elevados y diversos.

Ya lo creo, pues de otra forma semejante sistema difícilmente podría haberse mantenido por un tiempo.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©