P. Edronkin

No hay que confundir calidad de trabajo con cartesianismo (XI).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Que el mundo tiene mucho de irracional, y que no todo puede explicarse por la ciencia, es un hecho, pero presuponer que la culpabilidad de alguien o de una nación entera (en este caso, los judíos) puede determinarse por medio de alguna exención extraña de los métodos de prueba usados en derecho y en la ciencia es una sugerencia muy peligrosa pues abre las puertas a la anarquía y al derecho del más fuerte, que es el que a través de campañas y acciones de todo tipo tiene más posibilidades de prevalecer.

No me consta y no me parece que el pueblo judío sea culpable de una conspiración, ni algunos de sus organismos políticos, sociales y culturales, como el movimiento sionista, su gobierno, etc.

No coloco mis manos en el fuego por Israel ni garantizo su santidad en todos los frentes, pero no veo por qué deben ser culpables de este tipo de supuestas conspiraciones, y creo que por una cuestión de principio, es importante que seamos sumamente cuidadosos a la hora de intentar juzgar a otros porque con la misma vara algún día nos podrían juzgar a nosotros.

Además, el debate del Plan Andinia es una típica discusión de los argentinos, en las que siempre hablamos al voleo, sin precisión, sin datos que avalen nuestras apreciaciones, etc. y como conozco a gente que ha estado en diversos gobiernos, sé que en dicho ámbito también se hacen las cosas a ojo.

Es hora de terminar con eso, y ello no significa que uno sea cartesiano, sino más exigente con algunos conceptos como los que se plantean en relación al Plan Andinia, porque aquí se está hablando en definitiva del honor de un grupo de gente (los judíos), se tocan temas que pueden ser considerados como racistas, o que pueden implicar la pérdida de territorios, si es que el plan realmente existe.

Un paraje patagónico.
Hasta la fecha no ha aparecido ninguna prueba verificada, independientemente, ni ninguna hipótesis constatada
como corresponde acerca del Plan Andinia, por lo que es de muy dudosa existencia. El argumento, tras unos
ochenta años no se ha podido sustentar ni lógicamente ni en los hechos históricos de la Patagonia.



El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©