Don Pablo Edronkin

Observaciones sobre la bibliografía presentada por Claudio Pérez (IV).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Tampoco es correcto aplicar la retórica para intentar dilucidar una cuestión de este tipo porque la retórica no necesariamente está atada a las consideraciones tangibles y materiales. Podemos debatir todo tipo de ideas, pero las cuestiones materiales se comprueban, pues no desaparecen ni aparecen por arte de magia: esto no es como un horóscopo o un juego de dados.

Las cosas del mundo material son o no son, sin más vueltas. Si son, es decir, si existen, se pueden comprobar; y si no se pueden comprobar, entonces no son propias del mundo material sino del metafísico (por lo menos hasta que se compruebe su existencia), que es el universo de las creencias, pero en tal caso no se puede tomar acción en contra de quienes creemos que son culpables ni se les puede acusar, porque quienes estaríamos cometiendo un delito seríamos nosotros.

Pretender 'arrimar el bochín' con calificativos acerca de la contraparte o el 'acusado' es una falacia lógica (N.A: 'Ad hominem', ver 'Introduction to Logic', de E. Copi). Soy tan imparcial en esto como que no soy judío, ni tengo nada que ver con Israel.

De manera relacionada con esto debo preguntarte si la bibliografía que presentaste para comprobar la existencia del Plan Andinia es de características conclusivamentente científicas o del mismo tenor que la obra de Henry Ford en todos o algún caso. (N.E: ver a03320.shtml)

Sugerir mi supuesta falta de imparcialidad en el asunto tampoco es procedente: soy el único que hasta ahora les ha brindado a quienes sustentan la hipótesis de la existencia de ésta conspiración para apoderarse de la Patagonia la posibilidad de expresarse frente a sus manifestaciones de casi ochenta años en el sentido de que han sido censurados (N.A: ver a03296.shtml).

Además, no soy de origen judío ni sionista (N.A: ver a03233.shtml y a03215.shtml), y si mi apellido llama la atención, diré que soy ciudadano argentino y polaco (pasaportes 9.228.715 y BM-8.310.137, respectivamente), y tengo gran parte de mi familia proveniente de Alemania y Polonia (mi segundo apellido es 'Braun' y tengo la ciudadanía polaca), lo cual es muy diferente de ser ciudadano israelí. No tengo vínculos con este último país, su gobierno o alguna de sus organizaciones estatales, militares o civiles, y por último, soy católico bautizado por un cura polaco, y es un hecho conocido que los polacos son bastante creyentes.

Lo único que hace falta para demostrar la existencia del Plan Andinia es reunir referencias concretas y constataciones que avalen tales referencias de forma independiente, o producirlas por cuenta propia siguiendo los patrones epistemológicos adecuados, para que luego sean constatadas.

Un paraje patagónico.
Hasta la fecha no ha aparecido ninguna prueba verificada, independientemente, ni ninguna hipótesis constatada
como corresponde acerca del Plan Andinia, por lo que es de muy dudosa existencia. El argumento, tras unos
ochenta años no se ha podido sustentar ni lógicamente ni en los hechos históricos de la Patagonia.



El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©