Don Pablo Edronkin

La falacia de las teorías revisionistas sobre el holocausto (XIX).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Empecemos por el caso de la opresión, y digamos que prácticamente todos los países de Europa poseen gobiernos democráticos, ya sea en forma de repúblicas o monarquías parlamentarias. Es decir, se respetan las libertades individuales de carácter político.

Por ello es altamente dudoso poder afirmar que alguien esté siendo oprimido bajo tales condiciones políticas.

Pero incluso aunque así fuera, la falta de libertades políticas no es un obstáculo para realizar trabajos científicos de rigor, y por consiguiente, no justifica la falta de evidencias contrastables: Sakharov, el científico disidente en la Unión Soviética, es un excelente ejemplo de que la opresión política no limita a la ciencia auténtica.

En el caso del Plan Andinia, por ejemplo, estamos hablando de una supuesta conspiración iniciada en 1920 aproximadamente, y considerando que la caída del nazismo se produjo en 1945, y que el régimen militar que gobernó a la Argentina desde 1930 (el 'GOU') hasta tal fecha era filo-nazi de forma manifiesta, creo que es imposible intentar justificar la falta de pruebas sobre la base del 'miedo',la 'represión' o la 'censura' en dicho caso, y algo similar puede decirse de otras hipótesis similares o del mismo origen ideológico.

Es obvio que durante tal peróodo histórico de la Argentina, la 'verdad' de dicha supuesta conspiración podría haber saltado a la luz, pero no se conoce ningún trabajo serio de aquella época que pruebe realmente la existencia del plan en cuestión, como tampoco se conoce que en Alemania o alguno de los países ocupados por ella durante la segunda guerra mundial hubiera surgido algún trabajo de tales características.

Evidentemente, la falta de trabajos serios que comprueben la existencia rea de dicho plan, como el sustrato de las teorías revisionistas no pueden probarse no por limitaciones políticas, sino por falta de coherencia científica.

Pero volviendo al estado actual de Europa, digamos que estos países (principalmente los de la Unión Europea) gozan de buena salud económica y perspectivas de crecimiento, por lo que tampoco podemos hablar de una opresión de tipo económico, chantaje en los puestos de trabajo, etc.

Sigamos por el asunto del temor: si bien es cierto que a los neonazis y personas afines se los arresta con frecuencia por apología del delito, incitación a la violencia o agresiones a terceros, con más frecuencia, ni por asomo dichos individuos reciben el trato de parte de las fuerzas de seguridad que cualquier opositor recibía bajo el régimen nazi.

Por otra parte, incluso aunque hubiera temor genuino y legítimo por parte de estos individuos, ello no sería una excusa para realizar trabajos científicos serios: Galileo tuvo que soportar la tortura, así como muchos otros científicos, artistas, filósofos y creadores en general.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©