Don Pablo Edronkin

No poseo ni demuestro tener sesgo ideológico al afirmar que el Plan Andinia no existe (XXX).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Esto encaja perfectamente con lo que yo estoy sosteniendo desde hace semanas: es decir, que tal cosa es solamente una creencia, pero que como las conspiraciones son parte el mundo material, para admitir su existencia no basta con sugerirla, sino que hay que (y se puede) comprobarlas.

Veamos un ejemplo más: el caso Dreyfuss, de fines del siglo XIX. Al Capitán Dreyfuss lo enviaron a la Isla del Diablo por un supuesto cargo de espionaje. Como cuatro años después se comprobó que había sido efectivamente víctima de una conspiración bastante elaborada, y se le reinstituyeron sus honores militares.

O sea, las conspiraciones, de existir realmente, pueden probarse, pero también deben ser finitas en el tiempo pues todas persiguen un objetivo, y al cambiar el mundo, modificarse las fronteras, etc. cambian las condiciones que las determinan o influencian. Sino, como dije, se trataría de la voluntad divina, y si la voluntad de Dios está detrás del Plan Andinia, entonces quienes se opongan tendrían que ser necesariamente herejes demoníacos, hechiceros, brujos y apóstatas.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©