P. Edronkin

El cambalache de Medio Oriente (X).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Y en cuanto a los occidentales que ahora se sorprenden de la violencia israelí que, reitero, no justifico sino solamente pretendo explicar para que no se vuelva a crear algo semejante, no veo por qué se extrañan de que los israelíes no los quieren escuchar después de dos mil años de antisemitismo.

Es cierto que hay gente que auténticamente cree en la paz, pero muchos de los que se dicen pacifistas o preocupados por los derechos humanos, y especialmente en occidente, son personas que en realidad ventilan sus propias cuestiones personales empleando como excusas a esas causas. Basta ver cómo tratan a sus hijos, sus padres o parejas para ver quiénes son realmente.

Es decir, la sinceridad de una gran parte de esos intentos es muy dudosa, y poco bueno puede salir de lo mucho e incierto.

¿Cómo puede esperarse que alguien que no sabe siquiera convivir con personas cercanas pueda hacer algo correcto a escala mundial?

Que un país democrático haya elegido a un gobernante como el Sr. Sharon no es una demostración de que las democracias estén enfermas o que se trata solamente de artificios formales, sino de que cuando no se quiere ver algo, no se lo ve, pues el General Sharon no se ha generado espontáneamente, los Israelíes sabían a quien estaban eligiendo, los palestinos y los árabes sabían qué clase de vuelco estaban causando en la opinión pública israelí con sus atentados de los últimos años, y los gobiernos occidentales sabían a lo que se arriesgaban al no prestar debida atención al problema.

El hecho es que los palestinos no querían la paz, porque de otro modo no hubieran desaprovechado la oportunidad de obtenerla.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©