P. Edronkin

La falacia de ecualización de las propuestas y los resultados (III).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Sin embargo, pocos son los que en el mundo realmente critican este doble estándar pues, en parte gracias al uso de la falacia de ecualización de propuestas y resultados, Europa, los EE.UU y otros países logran aparecer frente al resto del mundo como los adalides del libre mercado, cuando en realidad son tan liberales o no como los demás.

La falacia de ecualización de propuestas y resultados es inherentemente anti - científica. Es decir, dejarse llevar por ella constituye la actitud exactamente contraria a la de una mentalidad científica, la cual se basa fundamentalmente en las pruebas y los mecanismos de deducción lógica.

Cuando se efectúa una propuesta todavía no es posible que exista alguna prueba de que dará resultado, o siquiera si se podrá poner en práctica a causa de los escollos con que se podrá encontrar la misma.

Si el que propone posee cierta credibilidad auténtica, entonces sí se podrá inferir que, en base a sus actos anteriores, cumplirá con lo que promete. Sin embargo, quien recurre a la falacia de ecualización de propuestas y resultados no necesariamente será un individuo creíble y de hecho, esta técnica es muy utilizada por individuos como muchos políticos que en el pasado han demostrado no ser creíbles.

Por supuesto, como la mentira tiene patas cortas, tarde o temprano a quien utiliza esta falacia se le agotará el efecto de la misma, pero si para entonces ya habrá pensado algo, entonces podrá apostar a vivir sin hacer nada y mentir todo el tiempo. De esta forma, mientras existan recursos, un sistema de liderazgo basado en la mentira puede mantenerse.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©