Don Pablo Edronkin

El rol de los líderes en las organizaciones modernas (IV).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

También hemos visto en tiempos recientes el caso de líderes carismáticos fallecidos, y cuyas muertes no fueron anunciadas por un tiempo en razón de mantener el control político dentro de un contexto determinado, y es más, casos como les de Eva Perón, Yuri Gagarin y otros similares, hasta se convirtieron - después de la muerte de las personas físicas en sí - en iconos más poderosos aún. Esto hace necesario considerar que el 'líder', por ende, no es una persona física.

Esto puede parecer una idea extravagante, pero el hecho es que las personas a lo largo de la historia se han guiado por cosas intangibles en muchos casos, y que cuando siguen a un individuo al que consideran su líder, no lo hacen porque sea de carne y hueso, sino porque tal individuo posee un conjunto tal de cualidades que es percibido por los demás del mismo modo que esas ideas que les pueden impulsar a acometer actos insospechados.

Las cruzadas son un buen ejemplo: las primeras campañas carecían de líderes definidos. La gente que intervino en ellas se guió por la palabra de Dios, a quien realmente consideraban el líder de esos esfuerzos. En otras cruzadas, en las que había líderes reconocidos y tangibles, como en el caso del Rey Ricardo de Inglaterra, los cruzados le siguieron con el mismo celo que a su dios, y del lado musulmán ocurría algo similar.

En otras palabras: el líder no es una persona, sino la idea convencionalmente aceptada de que un individuo es tal cosa. El líder no vive en el cuerpo de la persona que se supone que es, sino en la mente del liderado.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©