Don Pablo Edronkin

La falacia de las crisis eternas (X).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Por ello, un líder sabio no despreciará nunca el valor del conocimiento y su utilidad como una herramienta de progreso, pero también de control. No hay ejemplo de ninguna sociedad que se haya beneficiado con la ignorancia de sus integrantes o la impericia de sus líderes.

El saber, el conocer, el contar con una buena educación no es simplemente una llave para abrir puertas en el mercado laboral. Pensar que ello es tan solamente una cosa pecuniaria es olvidar que el licenciado de hoy no es nada más que el barbero de antaño. Tal cosa sería menospreciar al conocimiento como tal.

El conocimiento es mucho más que eso pues posee dos facetas: una, que brinda una cantidad de elementos de información que pueden servir directamente como factores en la toma de decisiones conducentes a hallar soluciones más correctas (ver Outcasting Those Unsuitably Married).

La otra faceta es que el conocimiento, independientemente del contenido, es una herramienta que ejercita a la mente para pensar. No importa en qué, sino que la mente, como si fuera un músculo más del cuerpo, encuentra tanto más fácil hallar soluciones impensadas anteriormente cuanto más soluciones haya intentado buscar en el pasado, con o sin éxito.

Si puedo aportar mi propio ejemplo personal en esto, por más que sea modesto y no de la envergadura de lo que hace falta para dirigir una nación ni mucho menos, diré que aprendí a escribir por mi cuenta a los cuatro años, utilizando una vieja máquina de escribir que estaba en la empresa que tenían mis padres.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©