Don Pablo Edronkin

La falacia de las crisis eternas (XIV).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Sin embargo, y al menos en el caso del problema argentino, las señales de que se estaba generando un serio incidente ya eran dadas por los propios empleados de Aerolíneas Argentinas, quienes denunciaban que la administración española estaba vaciando la empresa, dejando de lado el mantenimiento de los aviones, etc.

El gobierno español se comportó en el caso de estas dos compañías aéreas como un simple estafador, pues obviamente no cumplieron con los contratos que contrajeron (y eso que a otros, entre ellos la Argentina, les pontifican acerca de la 'seguridad jurídica'), pero pudieron hacerlo porque se los permitieron.

Pocos les creyeron a los empleados hasta que la crisis asumió dimensiones insospechadas por dos razones: en primer lugar, porque habiendo sido antes Aerolíneas Argentinas una compañía estatal, y estando el público argentino muy acostumbrado a pensar acerca de su propio estado en los peores términos imaginables, los empleados de la compañía carecían de credibilidad.

Para decirlo de otra forma, los argentinos se tienen tan poca autoestima a causa de ser testigos del fracaso de su propio país, que asumen que cuando hay un problema, la culpa siempre será de ellos de alguna forma que quizás ni siquiera puedan explicar, aunque pueda resultar patente y evidente que ello no es necesariamente así.

A esto se sumaba el hecho de que durante la última década del siglo XX estuvo muy de moda el fenómeno de las privatizaciones, la globalización y la supuesta búsqueda de eficiencia, con lo cual, ya por razones dogmáticas e ideológicas, resultaba muy difícil para muchos poder creerle a esta gente, y tanto más en el caso de los argentinos.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©