Don Pablo Edronkin

La falacia de las crisis eternas (XVI).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Es decir, cuando una organización y sus líderes empiezan a pensar y actuar sobre la base de excusas para justificar medidas que supuestamente solucionarían sus problemas como grupo a un gran costo social, financiero, humano, etc. lo que están haciendo es entrar en un camino en el cual solamente hay dos salidas posibles: la destrucción final del grupo, después de mucho sufrimiento, o bien la evolución, a través de cambios sumamente dolorosos, hacia algo que no puede preverse y por consiguiente, no puede valorarse.

Y de esto se deduce que no vale la pena empezar a pensar en base a este tipo de lógica suicida, pues en el mejor de los casos, solamente se podrá obtener algo de lo cual no se conocerá su valor previamente, y para lo cual será necesario efectuar esfuerzos que si no acaban con uno en el camino en un sentido físico, probablemente lo harán a nivel espiritual.

Mucho me temo que precisamente por estas razones, este fenómeno de la globalización que presenciamos hoy en día, en el cual existen partícipes ineptos que no son capaces de resolver sus problemas y se hunden cada vez más en el fango tratando de lograrlo, mientras que otros rapaces se aprovechan de ello engañando y engañándose respecto de su propia naturaleza, empeorando el problema, termine en un rotundo fracaso que además puede ser muy cruel con millones de seres humanos, si no se cambian algunas cosas.

Creo que es necesario que recapacitemos y tengamos muy en cuenta que cuando tomamos una decisión a nivel de liderazgo, las consecuencias de lo que hacemos no serán simples números en una estadística, sino que implicarán cambios en las vidas de, incluso, millones de personas, y no les podemos defraudar actuando como unos ignorantes.

No debe caber duda alguna: el futuro no es más que lo que nosotros mismos provocamos, y no hay ganador posible dentro de estos sistemas perversos. Por eso, si a usted le interesa el tema del liderazgo, sepa que creer que uno se encuentra en una emergencia constante en la que el fin justifica los medios no es algo muy diferente a tomar un poco de arsénico todos los días.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©