Don Pablo Edronkin

Las grandes corporaciones como una auténtica hipótesis de conflicto (III).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Los atentados de Ben Laden prueban que un individuo o una organización privada pueden alcanzar una condición tal en la que estén en condiciones de desafiar a un estado, y debemos recordar que el Sr. Osama Ben Laden ha desafiado nada más ni nada menos que a EE.UU., teniendo un capital personal de 'apenas' cinco mil millones de dólares.

Menciono este ejemplo para que algún lector no me acuse de ser 'anti-empresa privada'. No lo soy, pero la lección del caso Ben Laden la podemos generalizar o extrapolar a otras actividades también, y la economía no me parece que sea la excepción sino muy por el contrario, la regla.

Es decir, existen corporaciones económicas muy poderosas que están en condiciones de torcerle el brazo a más de un estado, y no estamos hablando de pequeños países subdesarrollados: así como el millonario saudita puso en peligro la seguridad de los EE.UU., el millonario norteamericano George Soros, si no me equivoco hacia el año 1989, forzó una importante devaluación de la Libra Esterlina pues de tal manera podía hacer un pingüe negocio.

Y ni hablar de la forma en la que grandes corporaciones hacen lobby en los gobiernos para obtener toda clase de ventajas, aún a costa de problemas sociales. La depresión económica de la Argentina en el 2002 es un perfecto ejemplo de ello.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©