Don Pablo Edronkin

Los fines del neo-comunismo (XXI).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Mientras uno está pagando un crédito, otro está recibiendo una renta que bien puede derivar en lo especulativo, al subirse las tasas de interés. Quien paga un crédito en realidad está cediendo parte de su libertad, de forma voluntaria pero muchas veces sin darse cuenta de cómo está condicionando su vida.

Quien obtiene un crédito a treinta años también está cercenando su libertad durante ese lapso de tiempo, y si bien esto puede parecer no cierto cuando las tasas de interés no son abusivas, debe recordarse que al no poder predecirse el futuro, ni saberse con exactitud lo que va a ocurrir, resulta totalmente ilógico y altamente imprudente comprometerse a futuro de tal manera.

Los sistemas de crédito no son enteramente malos. Lo malo es el abuso que se hace de los mismos en función de convencionalismos e intereses comerciales. Los grandes bancos que hoy en día están en condiciones de poner en jaque a más de un gobierno y a millones de personas, y que ya han demostrado - independientemente de su origen - que pueden actuar con suma deslealtad, como ocurrió en la Argentina, en el 2002, viven gracias al crédito.

Si no hubiera mercados de crédito como los que hay hoy en día en el mundo, no habría países tan endeudados como la Argentina o México, que deben vender hasta lo que no poseen para pagar sus cuentas sin por ello mejorar la calidad de vida de sus habitantes, y tampoco existirían estos bancos más poderosos que naciones enteras y sin ningún escrúpulo, pues a pesar de que las oficinas pueden ser más bonitas ahora, poco ha cambiado en la naturaleza humana desde la época en la que Marx empezó a inquietarse por estas cosas.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©