P. Edronkin

Los fines del neo-comunismo (XXII).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Si el crédito fuera tan bueno de por sí y como afirman, entonces ¿Cómo es posible que ninguna de las naciones del llamado Tercer Mundo que se han endeudado tanto no ha podido salir del subdesarrollo?

¿Cómo es posible que otros les prestaran tanto diner sin ningún interés por los resultados de progreso que se deberían observar?

¿Cómo es posible que instituciones como el Fondo Monetario Internacional estén siendo tan cuestionadas por científicos (economistas) de incuestionable reputación como Sachs y Stiglitz?

¿Cómo es posible que dicho cuestionamiento se extiende a lo moral y lo ético, en palabras de personajes como Juan Pablo II?

Y digo todo esto sin creer ni por un instante en teorías conspirativas, sino basándome en hechos y pruebas perfectamente constatables y de acuerdo al método científico.

Es evidente que si no slolamente yo o una parva de manifestantes cuestionamos este modelo, sino personas de incuestionables calificaciones lo hacen también, no debería continuando siendo más importante el criterio de un mercader glorificado que el de un pensador.

Claramente, lo que sucede es que o bien no es el progreso lo que realmente interesa, o bien que el crédito como 'medicina' para el progreso comercial ha sido tomado como un concepto aplicable por igual a todas las actividades humanas, ignorando que no todas las cosas se manejan en base a una única lógica.

No todo es comercio, y por ello no debe extrañarnos que el crédito, así como se lo entiende y se lo utiliza hoy en día, ha sido criticado hasta por el propio Papa Juan Pablo II en sus encíclicas.

¿Alguien puede cuestionar la autoridad moral del Papa para objetar el crédito moderno? Yo diría que más bien que incluso sin asumir todo desde un principio, lo menos que deberíamos hacer es pensar un poco y darnos cuenta de que lo que está sucediendo es que nos hemos tornado muy complacientes, y que estamos dispuestos a vender nuestro propio futuro en pos de una satisfacción rápida.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©