Don Pablo Edronkin

La globalización y la educación (II).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Juegos, apuestas y entretenimientos

2.2.1)- La globalización:

Como estamos dentro del contexto de un debate particular, analizando el caso de la relación entre España y la Argentina en el año 2002, me voy a referir a estos países, pero creo que en muchos aspectos, mis ideas pueden ser de aplicación más generalizada:

2.2.1.1)- La globalización como ideología, que es una cuestión ajena a la Argentina pero que le afecta. La globalización no es una mala idea en teoría, pero en la práctica, su aplicación resulta una utopía tanto como el comunismo clásico. Hay sobradas pruebas de ello.

No olvidemos que el comunismo - tomado de forma literal como fue prescrita por Marx y Engels - falló, mientras que en su forma más moderada, es decir el socialismo, tuvo algo más de éxito en el largo plazo.

Del mismo modo, una globalización planteada en términos ideales, principalmente en lo que se refiere a las relaciones comerciales y legales, no puede resultar exitosa.

Más gravemente que en el caso del comunismo, la globalización como ideología adolece de una formidable miopía, pues se trata solamente de una ideología de sustento comercial.

No tengo nada en contra del comercio, pero se puede ver al mundo con una óptica tan estrecha. En esto, hay que reconocerlo, la Unión Europea de la cual forma parte España es algo más sensata que EE.UU., para citar un caso, que por fines puramente corporativos denuncia el Tratado de Kyoto, o Japón, que continúa con la caza de ballenas bajo diversos eufemismos.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©