P. Edronkin

Fundamentos filosóficos de la autodisciplina (II).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Los sistemas tradicionales de disciplina se asemejan bastante al arquetipo de Platón puesto que en ellos se establece primordialmente que existe dentro del grupo una autoridad que resulta indiscutible a partir del momento en el que la misma es seleccionada.

Por ejemplo, un agente público o un funcionario político obtienen sus respectivas investiduras a partir de un acto público generalmente legal e indiscutible desde dicho punto de vista. Es decir, su autoridad es primordialmente formal.

En un sistema de autodisciplina, si bien la autoridad formal existe, debe ser coincidente con la de tipo informal. En estos sistemas, la percepción informal del subordinado hacia la autoridad - muchas veces crítica - resulta fundamental, lo mismo que la motivación. Un piloto de combate no respetará realmente a sus superiores si ellos no son tan habilidosos como él, sin importar si su grado militar es mayor.

Sin embargo, a diferencia de lo que podríamos entender como un debilitamiento de la autoridad, en un sistema de autodisciplina la responsabilidad no recae solamente sobre el jefe, sino que pasa también a los subordinados.

Cuando existe un motín, revolución o revuelta, lo que en realidad sucede es que las autoridades formales han perdido totalmente su autoridad informal. Entonces, pese a la investidura, su capacidad de mando es puesta a prueba con lo que se produce tanto un cuestionamiento hacia su legitimidad como así también una ruptura en las normas de convivencia.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©