P. Edronkin

El origen de los Ben Laden es... (X).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

¿Qué le vamos a explicar a los hijos de una madre que muere de cáncer en un hospital de Buenos Aires, en medio de dolores difíciles de imaginar que eso sucede porque el Sr. Koehler está 'decepcionado' y se muestra intransigente?

Y ni qué decir del efecto potencial de frases como la sugerencia del mismo Sr. Koehler respecto de que la Argentina ahora es supuestamente responsable de que los demás países sudamericanos tengan problemas, en una situación continental en la que tenemos un polvorín en naciones como Colombia, Argentina, Brasil o Venezuela.

¿No es esto intentar estimular el odio? ¿Se resolvería el problema si los demás sudamericanos empezaran a creer que la Argentina tiene la culpa de lo que les sucede a ellos?

¿Realmente alguien puede creer que la Argentina es culpable de lo que le sucede a Ecuador o Panamá en base a lo que dice el señor Koehler?

Y si lo fuera ¿entonces por qué nos han hablado acerca de la 'imposibilidad de contagio'?

Lo único que es obvio de todo esto es que estos señores o son incompetentes o son mentirosos, o ambas cosas.

Este tipo de frases irresponsables, injustas y netamente racistas - pues no se las puede definir de otra manera - pueden aumentar divisiones, generar odios y aumentar problemas hasta un punto tal que potencialmente se podrían producir hasta guerras civiles.

Y ni qué decir que seguramente a los que votan gobiernos que colocan en puestos importantes a personajes como el Sr. Koehler no les agradaría en lo más mínimo recibir el trato que el latinoamericano medio está padeciendo a causa de la xenofobia recrudecida a partir del 11 de Septiembre del 2001.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©