P. Edronkin

Motivaciones del terrorismo suicida (II).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

El terrorista suicida no es ni siquiera suficientemente valiente como para enfrentar el éxito de la causa en la que quiere creer. No hay que buscar otra cosa en esta gente: son individuos que se creen cobardes y míseros y están convencidos de que deben ser castigados por ello.

Cualquier sociedad que apoye o condone semejantes acciones, que le otorgue algún grado de prestigio social o reconocimiento es lo mismo que esos individuos, aunque ya desde un punto de vista sociológico. Estas sociedades merecen atención pues están enfermas, pero por sobre todo merecen pena, pues antes de contagiar a otras son ellas las que van a perecer.

No hay un solo ejemplo en la historia de sociedades o tribus que hubieran logrado subsistir y sostener conflictos prolongados en el tiempo con alguna perspectiva de éxito. Todas las sociedades suicidas han sido derrotadas.

Son solamente las sociedades desesperadas consigo mismas las que producen combatientes suicidas, pretendiéndo culpar a otros por sus propios errores.

Se le podrá asignar a esto cualquier tinte divino, pero los creyentes de cualquier religión que ven en sí mismos cualquier cosa buena, aunque se conviertan en combatientes, buscan sobrevivir de alguna manera, porque si realmente tenemos alguna misión divina en este mundo, ella es vivir el tiempo que materialmente nuestros cuerpos nos lo permitan, y no destruir lo que funciona.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©