P. Edronkin

Mejorar lo más posible todo lo que sea posible para los más que sea posible (I).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Siempre me ha fascinado - o aterrado - el tema de las decisiones y cambios que tienen grandes efectos sociales, ya sean destructivos o constructivos, y creo que muchas veces resulta difícil decir qué es lo que construye o destruye al final del día y por eso el tema merece una breve reflexión que seguramente será ampliada por quien la comparta conmigo.

En este aspecto creo importante enfocar la cuestión desde el punto de vista de los individuos capaces de promover o impulsar tales cambios, es decir, los líderes a quienes de alguna manera el juicio de la historia les importa o constituye al menos algo con lo que tendrán que lidiar, quieran o no.

La aplicación de la fuerza destructiva no es un signo de grandeza. Las guerras podrán ser inevitables si ello se desea tanto como argumento de reflexión así como racionalización pretendidamente intelectual, pero nunca hacen grande a nadie; solamente producen sobrevivientes.

Aunque es indudable que tienen efectos sociales y tecnológicos de magnitud, constituyen dilemas histórico-morales que incluso tardan siglos en desaparecer, y nunca son soluciones; como consecuencia intelectualmente ineluctable, cabe preguntarse si realmente los avances científicos y tecnológicos propugnados por las armas no se obtendrían a un costo humano menor por otras vías. Hasta ahora parece que no, pero deberíamos hacer el intento de averiguarlo

Una guerra puede ser inevitable en un momento dado de la historia, pero creo que siempre puede asociarse a errores pretéritos y a alguna clase de negocios, pese los conflictos siempre son provechosos para unos pocos pese a los muchos, quienes de alguna forma bizarra se transforman en clientes y consumidores de los mecanismos diseñados para su propia destrucción, cosa en lo que casi siempre demuestran tanta motivación y empeño que no hace falta más para ver por qué el mercado de las armas es tan lucrativo.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©