P. Edronkin

Mejorar lo más posible todo lo que sea posible para los más que sea posible (XI).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

La primera es la del secuestro de las ideas nobles por parte de intereses creados, y la segunda, la falta de franqueza para verse al espejo, lo cual impulsa colectivamente a tratar de ver defectos en los demás y 'demostrarse' a sí mismos qué tan buenos que son ayudándoles, como un medio para convencerse de que no son lo que en un atisbo vieron reflejarse alguna vez en alguna parte.

Muchas veces, las sociedades supuestamente asistencialistas y los líderes de ellas se puede caracterizar por la falta de conocimientos acerca del pasado de ellos mismos. En una época de democracia y democratismo no es que se censura para lograr el silencio, sino que simplemente hay cosas que no se dicen, cosas que no se preguntan y cosas que no se responden, con la esperanza de que el tiempo borre lo embarazoso y entonces, el nuevo y artificial espíritu caritativo, la obligación y técnica de ser buenos, se convierta en la norma.

Pero la verdadera grandeza de un individuo se denota por lo que construye y no por lo que derrumba, olvida o imagina, y especialmente en el caso de los líderes. Es la marca de un auténtico estadista el construir, y ello no significa ni arrasar, ni financiar, ni prometer, ni reiterar, ni olvidar, mentir o sonreír frente a las cámaras o sostener en los brazos a un párvulo del tercer mundo mientras los satélites retransmiten, sino lisa y llanamente mejorar lo más posible todo lo que sea posible de los más que sea posible.

Desde luego, como los demagogos saben esto, a lo largo de la historia han tratado de construir monumentos para que los recuerden. Nerón, con el objeto de compararse de alguna manera con los faraones, mandó construir en el Egipto ya conquistado por Roma numerosos edificios, y son conocidos los designios de Adolf Hitler en torno a reconstruir Berlín de acuerdo a sus aspiraciones mesiánicas. El comunismo también se ha caracterizado por la construcción de edificios grandiosos y muchas veces de poca calidad y utilidad. Y no hay que olvidar a los populistas sudamericanos de poca monta que también tratan de ser recordados por los edificios que mandan construir. Los palacios de Saddam Hussein tmabién han sido famosos en cuanto a lujo y despilfarro.

Sin embargo, por construir hay que entender otra cosa: edificios o monumentos para recordar a un déspota no es algo que contribuya al progreso. Realzar el ego de personas que en la actualidad necesitan hinchnarse el rostro con botox para sentirse mejor, pensando que la gente los va a apreciar más de tal manera pero que cuentan momentáneamente con unamiserable cuota de poder no es construir, sino despilfarrar. La pasión por construir de alguien que busca el bien común y el progreso es sustancialmente diferente del que la emprende por egocentrismo.

Lo que podríamos definir como "construcción sincera" muchas veces implica la busqueda de resultados de forma trascendente, con vista a plazos mucho mayores que la permanencia en el poder de quien inicia tales proyectos.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©