Don Pablo Edronkin

La hiper - representatividad (IV).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

En otras palabras, esta situación no solamente debe hacernos dudar del buen juicio de Saddam Hussein, sino también de los tecnócratas que en sitios como Washington y Londres plantean estrategias crueles, ineficaces y que poco o nada tienen que ver con los valores y sentimientos de la gente a la que supuestamente deben representar, ¿o es que acaso alguien puede querer para sí mismo la forma de vida a la que tanto el líder de Irak como sus colegas y adversarios en todo sentido de occidente someten a la población de aquel país?

No estoy tratando de hacer con esto una manifestación ni a favor ni en contra de nadie en el contexto político mundial sino que este caso tan vigente me sirve de ejemplo para plantear la cuestión relativa al liderazgo que desea tratar en este caso, que es el interrogante de hasta qué punto un líder legítimo desde un punto de vista formal, y que hasta puede ser competente en muchos aspectos, está en condiciones de representar los intereses de sus subordinados, ciudadanos, súbditos o como se denomine a las personas que están a su cargo.

Es necesario plantear este asunto en relación a que en el mundo actual parece existir una tendencia a que líderes políticos indudablemente legítimos gracias a las elecciones que los han llevado al poder empiezan a actuar en algún momento en forma totalmente contraria a los deseos de una mayoría - en algunos casos abrumadora - de su población.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©