P. Edronkin

La hiper - representatividad (VIII).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

¿Es lícito pretender revisar los mandatos? ¿Es aconsejable condicionar aún más a los líderes limitando su capacidad de acción por medio de la opinión pública?

¿Puede realmente sostenerse una decisión tomada en contra de gran parte de la población aún cuando fuera aconsejable? ¿Resulta realmente legítima? ¿Constituye esta una técnica de liderazgo éticamente válida?

Estos son interrogantes de difícil respuesta pues se encuentran cargados de subjetividad y probablemente aspectos ideológicos también, per en definitiva hay que tomar conciencia de que en estos procesos de cuestionamiento lo que se va a redefinir es la naturaleza del mandato de un líder versus su representatividad y legitimidad, y que de todo esto emergerá necesariamente un nuevo concepto de ambas cosas.

La legitimidad de un líder puede provenir de diversas fuentes. En el caso de los líderes políticos la misma surge a partir del voto que delega el poder popular en manos de los candidatos vencedores. Dicha delegación no es infinita o ilimitada en el tiempo: es decir, se establecen períodos de gobierno finitos y que finalizan bajo diversas condiciones como el fin de un mandato, la existencia de un voto de desconfianza, la muerte o incapacidad del líder, etc.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©