P. Edronkin

Irak 2003, o bien un simple linchamiento



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Imagine a un grupo de personas vistiendo uniformes de policía que entran en un edificio sin orden de allanamiento, disparando hacia todos lados, matando algunos vecinos, algunas personas armadas dentro del edificio, e incluso algunos propios policías, en busqueda de un supuesto asesino y con una turba que les aplaude afuera, pese al consejo de sus superiores y de los jueces. La excusa para tal acción es que se supone que el asesino estaría por perpetrar un nuevo crimen.

Meses después de la trifulca, sin embargo, no aparece ninguna prueba de los planes del supuesto asesino, quien ha escapado y ahora sí planifica vengarse desde la anonimidad; mientras tanto los vecinos del edificio están cada vez más furiosos con la policía, hay disturbios, y hasta la turba que apoyaba la acción empieza a inquietarse.

Frente a tal situación, los uniformados intentan emplear una retórica convolucionada para explicar nuevamente sus acciones pasadas dado que las pruebas no han aparecido y no parece que vayan a hacerlo pronto.

Tal vez el supuesto asesino sea un auténtico criminal de lo peor que hay en la sociedad pero la ley, que prescribe que todos merecen un juicio justo se interponía frente a estos señores porque los jueces, para autorizar la acción querían ver primero algunas pruebas creíbles acerca de la culpabilidad del individuo en cuestión; como ello representaba un problema, estos uniformados decidieron actuar unilateralmente, confiando en que una vez que capturásen al criminal, obtendrían una confesión o algunas pruebas adicionales.

En vez de ello ninguna evidencia aparece y se descubre que estos señores no son policías porque alguien les diera el título tal, sino que ellos mismos se autoproclamaron de esa manera.

¿Cómo llamaríamos a esto? ¿Linchamiento? ¿Violación de los principios de la ley? ¿Un crimen basado en el pretexto de evitar otro? ¿Violación de los derechos humanos?

Pero más aún: ¿no sería justo llevar a estos señores a una corte de justicia?

Ahora imagine a dos gobiernos que envían a sus tropas a invadir otro país que no los atacó, disparando para todos lados, matando civiles, los soldados que salen a defenderse, y hasta los hombres de sus propias filas, pero meses después de segar unos cuantos miles de vidas humanas y destruir un país entero, ninguna prueba que justifique tales acciones ha aparecido.

Entonces - imaginando, por supuesto - los políticos y diplomáticos empiezan a emplear una retórica retorcida para intentar explicar a posteriori sis acciones, mientras que el gobernante del país invadido ha escapado y empieza a dirigir una verdadera guerra de guerrillas en contra de los invasores.

Suponga ahora que la O.N.U. no hubiera aceptado los argumentos de los invasores declarando a la acción bélica como ilegítima, pese a lo cual esos gobiernos decidieron continuar con sus planes pensando que el tiempo les daría la razón.

Un tiempo después, sin embargo, no han aparecido pruebas de los planes de ataque del líder destronado, ni sus supuestas terribles armas, mientras que lo único que parece estar mejorando en el territorio ocupado es la puntería de los guerrileros.

¿Cómo podríamos llamar a una cosa así y qué deberíamos hacer con los causantes de todo esto?

Inglaterra y los Estados Unidos, cunas autoproclamadas de los derechos del ciudadano, de la libertad en el mundo y tantas otras cosas... ¿Qué nos pueden decir ahora de la forma en la que realmente predican con el ejemplo?

Si es por bautismos, podríamos llamar a esto Irak 2003; en cuanto al resto, lo dejo a la imaginación del lector.




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©